Recortes de prensa, reseñas en prensa

Mía nº 1684, 16 al 22 de enero, 2019

Revista Mía 1684, 2019. Reseña de El oso polar se fue a la playa, Valentín Coronel. Algar/Bromera

"Optimista y práctica guía para

esos despistados que aún no

ven la importancia de la ecología

y de conservar el equilibrio

de la Tierra protegiéndola de la

contaminación."

Muy Interesante nº 453, febrero 2019

Reseña en Muy Interesante, 453, febrero 2019. El oso polar se fue a la playa, Valentín Coronel. Algar/Bromera

"No hace falta ponerse solemne

para explicar que, si no arrimamos

todos un poco el hombro, la Tierra

abandonará pronto la categoría

de planeta habitable. Con textos

de Valentín Coronel y dibujos de

Sergi Càmara, El oso polar se fue a

la playa propone consejos sobre

defensa de la biodiversidad para

los más jóvenes sin ahorrar frescura,

ingenio y divertidas alusiones a

la cultura popular."

Mi Bilioteca nº56, Invierno 2019

Reseña en Mi Biblioteca nº56 Invierno Tu opinión Divergente El oso Polar se fue a la playa Valentín Coronel

"(…) reflexionaremos

sobre cómo diariamente estamos rodeados de pequeños ecosistemas sin saberlo

y cómo estamos contaminando nuestro planeta sin saberlo. Es un libro para curiosos que quieran cambiar el mundo de una forma divertida. Con un lenguaje claro y directo, esta obra está a medio camino entre literatura y libro informativo ofreciendo consejos sobre ecología, “juegos” para interactuar con el lector o palabras que sobresalen o resaltan para subrayar conceptos clave sobre la biodiversidad y su equilibrio, así como con dibujos amables que ayudan a “divertir” al lector. Muy didáctico y atractivo para los jóvenes."

Por Miquel Rayó, para el diario de Mallorca

Reseña para El diario de Mallorca sobre El oso Polar se fue a la playa (autor, Valentín Coronel). Por Miquel Rayó.

  

"Y tan riguroso como divertido es lo que se presenta en El oso polar se fue a la playa, Ecología para animales despistados, escrito por Valentín Coronel con dibujos de Sergi Càmara. Nos complace la lectura y la difusión de libros de divulgación científica, y no tanto de los libros que se suelen llamar libros de conocimiento. La distinción puede parecer inexistente, y en realidad existe, es muy sutil

 

En aquellos suele haber un deseo de animar, no sólo de mostrar. Y para animar, con un libro, lo mejor es que esté escrito con gracia y estilo. Aparte, naturalmente, de que el contenido sea fiable y veraz. Estilo, gracia y veracidad caracterizan la simpática propuesta de Coronel, y es de agradecer que Bromera publique un libro así. Puede aproximar el tema de la necesidad de la conservación, imprescindible, de la Biodiversidad del planeta Tierra a muchos niños curiosos, especialmente, a aquellos a quienes un libro más contundente en apariencia, digamos, de aparente más seriedad, les caería de las manos. Imposible que pase esto con El oso polar se fue a la playa.

Casi en cada página hay un comentario jugoso, un chiste, una reflexión basada En la ironía, en el reto humorístico al pensamiento del lector. (…). Leer reseña original y completa (en catalán) aquí.